Crema de caléndula para tu pelo y tu piel. ¡Con receta!

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Usos

La crema de caléndula puede ser una ayuda o una alternativa natural para tratar diferentes afecciones de la piel, mejorar su calidad y su aspecto, se trata de un remedio natural que nuestras abuelas preparaban en casa. La caléndula, aplicada dos o tres veces al día, ayuda a:

  • Acelerar la cicatrización de heridas.
  • Tratar rojeces o irritaciones.
  • Reducir la hinchazón y los hematomas.
  • A reducir la psoriasis.
  • Mejorar el aspecto y la calidad de la piel.
  • Reducir los callos.
  • Protector y reparador labial.

La infusión o el aceite de caléndula aplicada una vez al día en el cuero cabelludo ayuda a eliminar la caspa, fortalece y nutre el pelo, además de dejarlo más brillante y espeso. ¡Verás como tu pelo crece más rápido con estas infusiones aplicadas a tu cuero cabelludo!

¿Como preparar estos milagros caseros?

Receta:

Importante:

Usar recipientes de cristal y utensilios de plástico, nunca de metal porqué oxidan el preparado, tampoco madera porqué absorve bacterias.

Para el aceite:

Ingredientes: Aceite de oliva virgen extra y flores de caléndula.

En primer lugar tenemos que preparar el aceite de caléndula macerando las flores con aceite de oliva virgen, bastará con rellenar un frasco de cristal con las flores y luego cubrirlas con el aceite. Este aceite tiene que estar en un sitio donde le de el sol durante 21 días. Después se cuela el aceite y se desestiman las flores.

Para la crema:

Ingredientes: Medio litro de aceite de caléndula, 3 cucharadas soperas de manteca de coco, 100g de cera de abeja. OPCIONAL: aceites esenciales como: árbol del té, salvia… en función de las propiedades que queramos añadir a esta crema (consultalos en nuestro artículo sobre aceites esenciales).

Si queremos una crema de fácil aplicación añadiremos los demás ingredientes al aceite ya colado, incluyendo los aceites esenciales, y lo derretiremos todo al baño maría. Una vez tenemos un líquido homogéneo lo pondremos en recipientes de cristal y lo dejaremos solidificar. La densidad de la crema dependerá de la cantidad de cera de abeja que pongamos, esta proporción es la que me gusta a mi, porque la puedes llevar en el bolso sin que se derrame.

¡Si la preparáis no os olvidéis de dejar vuestros comentarios con los resultados de preparación y aplicación!

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Los comentarios están cerrados.

Síguenos en YouTube

Últimos Artículos

Síguenos en YouTube